Forgot your your password?

Odontología Conservadora

Obturaciones y endodoncias

La obturación o empaste es un tratamiento para restaurar la anatomía de un diente afectado por una caries o por un traumatismo. Antes de hacer la obturación se tiene que eliminar el tejido enfermo del diente . Muchas veces será necesario el uso de anestesia local para evitar el dolor.

Para la restauración usamos materiales libres de metales y biológicamente compatibles que reúnen unas propiedades físicas y químicas óptimas para su unión al tejido dentario.

Antes

Después

La endodoncia es un tratamiento de microcirurgia que consiste a extirpar el tejido pulpar que hay adentro del diente y se sustituye por otro material que tiene que llenar el espacio vaciado.

 

Por qué hacer una endodoncia?

 

Los dientes afectados por caries profundas, abrasiones, traumatismos… pueden reaccionar con una inflamación del tejido pulpar, donde hay el nervio, o una infección, o una necrosis. Este proceso puede ir acompañado de dolor al frío, al calor, al tacto, de manera espontánea durante el día y durante la noche. También pueden aparecer flemón y fístulas de drenaje del pus.

Antes

Ante una patología pulpar, hay que valorar el grado de integridad del diente para decidir la conveniencia de conservar el diente, o incluso, tener que extraerla.

Después

La terapéutica conservadora se orienta a tratar aquellas afectaciones del diente que implican pérdida de materia dentaria y procesos inflamatorios e infecciosos dentro el diente.

Preguntas Frecuentes

No siempre. Puede ser una mancha causada por tinciones externas , pero también puede ser una caries.

La exploración por parte del profesional permitirá diagnosticar qué tipo de lesión es y como actuar.

Pues que irá creciendo e irá destruyendo el diente.

La caries es una infección del tejido dentario y las lesiones que provoca no son reversibles.

Hay que eliminar el tejido afectado y restaurar la anatomía del diente.

No siempre. El dolor es un síntoma de la infección que acostumbra aparecer cuando está bastante avanzado .

El hecho que haga daño, puede indicar la proximidad al nervio y puede complicar el tratamiento teniendo que hacer una endodoncia.

De todas maneras, el dolor es un signo de alarma que nos tiene que llevar a consultarlo a un dentista.

La causa más frecuente para tener que hacer una endodoncia un diente o una muela es porque hace daño. Hay una inflamación o infección del tejido pulpar y hace daño. Se tiene que intervenir.

La razón acostumbra a ser una caries avanzada pero también puede ser por un traumatismo, una fractura,una abrasión ,una reacción a a químicos e incluso para habilitar el diente para una restauración protésica.

Cuando se saca el nervio del diente, también se extirpa el tejido vascular que alimenta las células del diente. Éstas mueren.

Con el tiempo se va deshidratando el tejido ,se hace más oscuro y se agrieta. Un diente al que se la ha realizado una endodoncia se rompe más fácilmente que uno sano, tanto por el hecho que no tiene vida como por el hecho que acostumbra a presentar una pérdida de tejido muy relevante.

Por éstas razones se acostumbra a colocar una corona o funda sobre el diente o la muela. La intención es minimizar el riesgo de fractura.

En nuestra clínica posamos todos los conocimientos adquiridos a lo largo de los años y la cordura necesaria para tomar las mejores decisiones en la hora de conservar sus dientes.